Cirugía mínimamente invasiva es la realización de cirugías a través de pequeñas incisiones en el abdomen o a través de orificios naturales tales como tracto digestivo o urinario.

Comprende la cirugía robótica, laparoscópica, endoscópica y percutánea. La cirugías se realizan introduciendo una cámara de alta definición y diversos instrumentos especialmente diseñados para ser introducidos por pequeños orificios.

La respuesta inflamatoria del cuerpo es mucho menor durante una cirugía mínimamente invasiva en comparación a la cirugía tradicional, lo que se ve reflejado en:

  1. Menor dolor postoperatorio: lo que le permitirá levantarse y caminar a las pocas horas de la cirugía.
  2. Estadía hospitalaria corta: usted puede estar de uno a tres días en su casa.
  3. Menor tasa de infección: las pequeñas incisiones de entre 5 a 12 mm hacen que la manipulación de la piel abierta sea mínima, disminuyendo drásticamente la probabilidad de infección.
  4. Rápida reincorporación a la actividad normal: al haber mínima respuesta inflamatoria usted puede volver a sus actividades rutinarias más rápidamente.
  5. Resultado estético superior: las cicatrices son pequeñas y menos visibles.