La seguridad de una cirugía tiene relación con la especialización y experiencia del cirujano y su equipo y no con una técnica específica.

La cirugía mínimamente invasiva realizada por un equipo experimentado es segura, con una recuperación mejor y más rápida que aquella lograda con cirugía tradicional.