La laparoscopía es una sub-especialidad dentro de la urología. Es una alternativa quirúrgica que le otorga al paciente una mayor cantidad de ventajas que la cirugía tradicional, como menor dolor, rápida recuperación y mejor estética, ya que consiste en la realización de pequeñas incisiones en el abdomen, por las cuales se inserta una cámara de alta definición y los instrumentos quirúrgicos necesarios para realizar una cirugía de este tipo. La mayoría de las cirugías urológicas se pueden realizar vía laparoscopía, entre ellas cirugías al riñón, suprarrenal, próstata, y vejiga. Si bien es un procedimiento muy seguro y con un alto nivel tecnológico, un buen resultado sólo se consigue con un equipo médico especializado y experimentado en esta técnica.

Mi entrenamiento en cirugía laparoscópica consistió en 2 años de especialización dedicada en Israel (2006-2008), luego de lo cual he realizado cirugía laparoscópica en hospitales en Israel, EE.UU y actualmente en Chile, principalmente en Clínica Indisa.